Candidatos

Conoce los diez mandamientos para llevar a cabo un digno home office

El Centro de Estudios para la Promoción y Difusión de Empleo Formal (CEEF), publicó un decálogo para mejorar las prácticas de contratación en el empleo a distancia

Por Ramón Verdín

- 26/10/2020 05:35

Pese a que la normativa mexicana ya especificaba el teletrabajo o “home office”, en el artículo 330 A de la Ley Federal del Trabajo, uno de los obstáculos para esta modalidad laboral es cubrir con las condiciones mínimas y salvaguardar las garantías laborales para estos trabajadores. Esto se podrá conciliar a través de una regulación completa para proteger a  los empleados e incluir un concepto novedoso: la desconexión digital.

Dada la revolución que aportó el confinamiento por el Covid-19, el trabajo remoto se presenta hoy como un mecanismo que demandan el 97 por ciento de los mexicanos, en el que se deberá supervisar el cumplimiento de las jornadas laborales sin que se estas excedan los parámetros contemplados.

El CEEF instó a las empresas a definir desde un principio la modalidad de trabajo a desarrollar. Fotos: Pixabay.

Ante este panorama, el Centro de Estudios para el Empleo Formal (CEEF), propuso diez aspectos que deben vigilar las relaciones y las actividades de trabajo entre el componente patronal y los trabajadores que se incorporen mediante el trabajo a distancia.

1. El trabajo a distancia o “home office” es toda aquella actividad que brinda un empleado para un patrón en un lugar distinto al centro de trabajo. Esta dinámica es un derecho libre y voluntario para ambas partes y donde deben regirse los principios de trabajo formal y decente.

2. El teletrabajo es una relación laboral, personal y subordinada. Que se realice en un lugar distinto al centro de trabajo, no quiere decir que sea una prestación de servicios profesionales.

3. La decisión de llevar el trabajo a casa se debe formalizar con la firma de un acuerdo que forme parte del contrato individual de trabajo. Es responsabilidad de las dos partes definir los lineamientos para implementar el teletrabajo.

4. Ambas partes podrán cambiar el porcentaje de presencialidad de acuerdo con lo establecido en el contrato con la empresa.

5. El teletrabajo debe respetar el principio: “a mismo trabajo, mismo salario”. Las personas que trabajen a distancia tienen los mismos derechos, horarios, sueldos, prestaciones, así como igualdad de trato y no discriminación que los empleados presenciales.

6. En los acuerdos de teletrabajo se deben definir los horarios, las tareas claramente, las actividades específicas y los resultados a conseguirse por ambas partes.

7. El patrón debe proporcionar al trabajador herramientas necesarias para desempeñar el teletrabajo, como lo son el equipo de cómputo, internet, teléfono y todos los insumos necesarios para el buen desempeño de sus actividades.

8. Los trabajadores a distancia tienen el derecho a la desconexión digital, para garantizar que cuenten con horarios definidos en días laborales, días de descanso obligatorio y vacaciones, según lo establecido por la Ley Federal del Trabajo en México.

9. En el teletrabajo se debe contar con las herramientas y la capacitación necesaria entre ambas partes, para garantizar el adecuado manejo y protección de la información.

10. En el esquema del teletrabajo se deben definir los lineamientos bajo los cuales se llevarán a cabo los programas de capacitación y desarrollo de los trabajadores, así como las normas de seguridad e higiene, que deben observarse en todo momento en el trabajo a distancia.

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre empleo, economía, leyes y tendencias laborales

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Ranking

Más de Candidatos