Noticias

Patrones y sindicatos estarán inmersos en el proceso de legitimación de contratos

Instancias internacionales, como el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), así como la Organización Internacional del Trabajo, establecen este lineamientos de respeto

Por Ramón Verdín

- 07 de Diciembre de 2020 - 16:34 hs
null

En el contexto de la Reforma Laboral, la democracia sindical plena deberá ser a través de votos personales, libres, directos y secretos, vitales para garantizar la Legitimación de los Contratos Colectivos de Trabajo (LCCT), mismos que constituyen un compromiso adquirido por México con la firma del acuerdo comercial con los Estados Unidos y Canadá (T-MEC), de ahí que el cumplimiento de las nuevas reglas sea importante.

Estas fueron las palabras de Esteban Martínez Mejía, cabeza de la Unidad de Enlace para la Reforma al Sistema de Justicia Laboral.

Durante la sesión de trabajo virtual con los integrantes de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, A.C. (AMIA), el funcionario federal abundó que se mantienen labores arduas para impulsar el cumplimiento de la reforma laboral en todos los ámbitos, no sólo porque hay plazos firmemente establecidos, sino porque el incumplimiento de lo señalado en el Capítulo Laboral del T-MEC puede repercutir en las relaciones comerciales de México.

La República Mexicana debe vigilar que patrones y sindicatos legitimen los contratos. Fotos: Twitter STPS.

Los riesgos a los que el Gobierno Mexicano se podría enfrentar al incumplir este punto, es que no se realicen los procesos democráticos como lo establece la Ley y que ello detone alguna queja por violación de la libertad sindical y negociación colectiva.

Así, Martínez Mejía apuntó que si bien la LCCT la deben realizar los sindicatos, los empleadores tienen también un papel destacable en este proceso que es importante que entiendan, así como los parámetros que deben observar, evitando los principios de no injerencia marcados por los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y de la propia legislación, esto para evitar quejas internacionales derivadas de la propia operación del T-MEC.

Puede ser que no se trate de una violación flagrante, sino que haya un incumplimiento de las nuevas normas, de los nuevos estándares, y que no sean conscientes de ello tanto sindicatos como empleadores. Por ejemplo, es vital no obligar a un trabajador a que se afilie a un sindicato al momento de su contratación”, aseveró.

También, externó que estos procesos surgen de la necesidad de depurar los contratos colectivos de protección o aquellos que no incluían a los trabajadores, que llegaron a ascender a los 580 mil documentos depositados en el ámbito federal y local. De hecho, las estimaciones del Gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador calculan que únicamente el 10 al 15 por ciento de ellos podrían ser legitimados, lo que se traduce que entre 460 y 520 mil contratos que no se revisaban y estaban inactivos sean el reflejo de la enorme simulación que existió en el mundo del trabajo.

Explicó que los pasos a seguir del Protocolo de LCCT se incluyen dentro del registro en la plataforma www.legitimacioncontratoscolectivos.stps.gob.mx en donde se llenarán los requisitos solicitados para que se emita la papelería necesaria. Previo a la consulta, el empleador deberá entregar un ejemplar impreso al sindicato del CCT, se designará una Comisión que organizará la elección y la STPS verificará su realización y posteriormente emitirá el acta del resultado.

En última instancia, Esteban Martínez resaltó la importancia de mantener un acercamiento con la AMIA y propuso a su presidente ejecutivo, José Guillermo Zozaya Délano, continuar con las mesas de trabajo e impulsar una hoja de ruta para identificar el universo de contratos que existen, el número de centros de trabajo, la cantidad de trabajadores que cubren y, finalmente, garantizar la cobertura en la verificación y la logística necesaria.

Síguenos en

En esta nota

Ramón Verdín

Licenciado en Ciencias de la Comunicación con acentuación en Comunicación Organizacional y Profesional Técnico en Informática por la Universidad de Occidente. Se unió al periódico EL DEBATE en enero del 2016, como reportero de la sección Locales en Los Mochis. Se desempeñó como coeditor en los productos La Sirena (edición Los Mochis-Guasave) y La i (edición Los Mochis) hasta el 21 de septiembre del 2017. Ingresó a la Unidad de Investigación en febrero del 2018, con enfoque en temas financieros y económicos, políticas públicas, urbanismo y arquitectura, diversidad sexual, legislaciones, política, combate a la corrupción y transparencia, así como en modalidades del transporte público. Cuenta con capacitaciones en diseño arquitectónico, desarrollo humano organizacional, autoconocimiento y comunicación, historia del arte y narrativa. Asimismo, periodismo especializado en manejo y análisis de movilidad urbana y urbanismo, curso en línea “Cobertura de elecciones en la era digital: cómo analizar encuestas y chequear campañas” del Knight Center of Journalism de la Universidad de Texas, y capacitación en reporteo de delitos electorales. Colabora desde Los Mochis, Sinaloa. Lenguas extranjeras: francés e italiano. @verdin_ramon

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre empleo, economía, leyes y tendencias laborales

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Noticias