Reclutadores

¿Sabes en qué consiste el salario emocional en las empresas?

El salario emocional representa un aspecto importante para la retención y atracción del personal en las empresas

Por Ramón Verdín

- 21 de Marzo de 2021 - 00:15 hs
¿Sabes en qué consiste el salario emocional para las empresas?

¿Sabes en qué consiste el salario emocional para las empresas?

Regularmente, cuando las empresas pretenden retener o contratar a nuevos integrantes, sacan a relucir el factor monetario. No obstante, las nuevas generaciones y el entorno actual, dominado por la pandemia del coronavirus, permiten al sector patronal la creación de nuevas estrategias de retención o atracción del personal, mismos que podrían implicar no necesariamente dinero.

El salario emocional implica una serie de beneficios que las compañías entregan a sus colaboradores para incrementar los niveles de satisfacción, sin requerir del convenio o el pacto de un aumento en el pago de las y los trabajadores.

Lee también: Acuerda Conasami incremento al salario mínimo del 15 por ciento para 2021

De hecho, algunos casos de salario emocional trabajan en el sentido de lograr mayor igualdad de oportunidades, como lo son la flexibilidad de horarios, el teletrabajo o home office (tan socorrido con la llegada del Covid-19), los cursos y capacitaciones, así como la facilitación de estancias para el cuidado de los menores de edad (guarderías), y días libres. Incluso, cuando se trata de empresas con el suficiente poder económico, las becas para las hijas e hijos de los trabajadores son una opción, mismas que se pueden obtener con escuelas privadas mediante convenios de colaboración o programas de voluntariado e intercambio de conocimientos.

¿Sabes en qué consiste el salario emocional para las empresas? Fotos: Pixabay.

Los simples reconocimientos o actos de premiación a los trabajadores por un determinado tiempo cumplido al interior de la empresa, también reportan un incremento en la fidelidad que los empleados conservan hacia la organización o institución, generando en los colaboradores con menos años el deseo o la aspiración de conseguir esa meta.

Ocio.

Cuando las empresas se lo pueden permitir, la creación de espacios de distracción, ya sea dentro de las mimas instalaciones, o fuera de ellas, brindan a los trabajadores la posibilidad de llevar a sus familiares o personas cercanas y presentarles un poco de su espacio de trabajo, lo que derivará en la creación ante la sociedad de una imagen positiva de la organización.

Estímulos.

En este orden de ideas, más cercanos a la remuneración económica, se encuentran el transporte al propio centro de trabajo, los vales de gasolina, de despensa, los descuentos en establecimientos de comida cercanos a los centros de trabajo (opción que también estimula la economía local), snacks, botanas o café gratis, descuentos en suscripciones mensuales a cadenas comerciales, gimnasios o clubes deportivos.

Salud.

Del mismo modo, y dada la relevancia que ha cobrado el cuidado de la salud y el bienestar físico, los seguros médicos, los programas de descuentos en cadenas médicas, o planes de jubilación.

Finalmente, se recomienda a todas las unidades económicas, independientemente de su tamaño o número de colaboradores, que un simple “gracias” o “bien hecho”, pueden ser el mejor salario emocional para un trabajador.

Síguenos en

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre empleo, economía, leyes y tendencias laborales

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Reclutadores