Reclutadores

Sin subcontratación, 3 millones de personas caerían en la informalidad

De no llevarse a cabo una reforma a conciencia de la Ley Federal del Trabajo, las empresas serían incapaces de absorber los trabajos subcontratados

Por Ramón Verdín

- 25 de Febrero de 2021 - 20:23 hs
null

Uno de los principales retos de México en el ámbito laboral es la informalidad laboral. Dadas las condiciones actuales, en medio de la crisis por el coronavirus, sumando la incertidumbre derivada de un entorno próximo a las modificaciones de la Ley Federal del Trabajo, los índices y las tendencias de generación de empleos formales podrían verse amenazados.

“Hemos detectado que el empleo tenderá a acoplarse al mercado laboral actual, donde el sector informal es el que absorbe a la mayoría de los trabajadores que quedarían eventualmente fuera de los esquemas de la subcontratación”, abundó Héctor Márquez, director de Relaciones Institucionales de ManpowerGroup.

Así, conforme a los datos proporcionados por ManpowerGroup, se estima que hasta 460 mil empleos se perderían directamente si se prohibiera el outsourcing en el territorio nacional. También, 2 millones 760 mil más pasarían a esquemas sin seguridad social; y sólo 1 millón 380 mil empleos serían absorbidos como empleados de base por las empresas formales.

Sin subcontratación, algunas empresas caerían en otro tipo de esquemas ilegales. Fotos: Pixabay.

Rebasando los 4 millones 600 mil empleos subcontratados que existen en México, según la información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), con las intenciones de contratación vigentes de las empresas, donde sólo el 30 por ciento de los trabajadores subcontratados pasarían a ser empleados de base, el 60 por ciento pasarían a esquemas carentes de seguridad social y el 10 por ciento se perderían o pasarían a esquemas de evasión o a la informalidad.

Ante todo este panorama, existirían cerca de 3 millones 220 mil personas que perderían sus puestos laborales o se emplearían sin los derechos laborales que determina la Ley Federal del Trabajo.

De hecho, estos más de 3 millones de personas engrosarían la informalidad existente en la República Mexicana, donde se reportan más de 30 millones de empleados informales, y a la par se reduciría la formalidad actual a 23 millones de trabajadores, de acuerdo al Inegi.

Lo que podría ocurrir es que habrá algunos sectores que van a ir más a la informalidad, si se recurre a la prohibición. Por ejemplo, el sector de la transformación y muchas empresas grandes podrían tener más trabajadores de planta; pero, en el campo pasaría lo contrario y se verían aún más afectadas sus condiciones, al igual que en las micro y las pequeñas empresas”, aseveró Márquez.

Asimismo, ManpowerGroup añadió que se debe analizar que en el país sólo hay alrededor de 1 millón de empleadores que sí realizan contrataciones con seguridad social, cuando el Inegi expresa 2.5 millones de empleadores, lo que representa que una gran mayoría opera en la informalidad.

Hacia enero del 2021, el IMSS registró 1 millón 414 empleadores registrados, donde el 95 por ciento de estos son empresas micros y pequeñas, mientras que el restante 5 por ciento son medianas y grandes unidades económicas.

“Hoy por hoy, hablando de empleadores, hay 1.5 millones que son empleadores informales, por lo que son patrones, pero no registran a su gente, no pagan impuestos, contribuciones de seguridad social, tal vez el impuesto del ISR, pero no la seguridad social”, manifestó el ejecutivo.

Del 95 por ciento de los empleadores pequeños y micros, hasta 664 mil 954 eran micro empresas, y 281 mil 149 eran pequeñas; mientras que las empresas medianas representaron 42 mil 810, y las grandes 11 mil 501.

“Las empresas micro y pequeñas son las que actualmente contratan mayormente sin seguridad social, y se agravaría la situación, porque son el tipo de empresas que recurren a la tercerización legal para contratar de manera formal; la prohibición haría mucho más factible la contratación en esquemas que alejen a las personas de la seguridad social, sobre todo en las micro, que llegan a tener menos de cinco empleados”, destacó el directivo.

“Si no cuidamos y procuramos la generación de empleo formal, no se van a tener los niveles de bienestar que requiere el país. Es importante que se abone en pos de mantener el empleo temporal formal, y se cuide el mantener las vías para generación de trabajos formales”, concluyó.

Síguenos en

Ramón Verdín

Licenciado en Ciencias de la Comunicación con acentuación en Comunicación Organizacional y Profesional Técnico en Informática por la Universidad de Occidente. Se unió al periódico EL DEBATE en enero del 2016, como reportero de la sección Locales en Los Mochis. Se desempeñó como coeditor en los productos La Sirena (edición Los Mochis-Guasave) y La i (edición Los Mochis) hasta el 21 de septiembre del 2017. Ingresó a la Unidad de Investigación en febrero del 2018, con enfoque en temas financieros y económicos, políticas públicas, urbanismo y arquitectura, diversidad sexual, legislaciones, política, combate a la corrupción y transparencia, así como en modalidades del transporte público. Cuenta con capacitaciones en diseño arquitectónico, desarrollo humano organizacional, autoconocimiento y comunicación, historia del arte y narrativa. Asimismo, periodismo especializado en manejo y análisis de movilidad urbana y urbanismo, curso en línea “Cobertura de elecciones en la era digital: cómo analizar encuestas y chequear campañas” del Knight Center of Journalism de la Universidad de Texas, y capacitación en reporteo de delitos electorales. Colabora desde Los Mochis, Sinaloa. Lenguas extranjeras: francés e italiano. @verdin_ramon

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre empleo, economía, leyes y tendencias laborales

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Reclutadores